El peligro de los insecticidas orales

Desde que hemos abierto nuestra clínica, nos sorprende ver a tantos clientes preguntando por «la pastilla antiparasitaria que se da una vez al mes». Como hay miles de marcas y generalmente no se acuerdan del nombre de la suya, vuelven para traernos la caja del antiparasitario. Suele ser Bravecto®. Entonces les confirmamos que nosotras no somos partidarias de tales fármacos, que podemos ofrecerles alternativas más naturales. La mayoría de las veces estos clientes ni nos preguntan y se van a buscar la pastilla a otro sitio. Hoy queremos informaros de por qué no somos partidarias de estos productos farmacológicos.

¿Qué son los insecticidas orales?

Son antiparasitarios externos que se administran vía oral, a veces pueden ir combinados también con antiparasitarios internos (los que actúan frente a gusanos y tenias). En el caso concreto de Bravecto® este producto es fabricado por el laboratorio Intervet. Su principio activo es fluralaner, un insecticida y acaricida que actúa frente a garrapatas y pulgas. Este producto se absorbe tras su administración vía oral, y queda en la sangre durante un periodo de 12 semanas. Si en este periodo una pulga o garrapata pica al animal, el fluralaner producirá su muerte.

En el prospecto se advierte de que no debe usarse en animales que pesen menos de 2 Kg o en cachorros menores de 8 semanas de edad, ni tampoco en casos de hipersensibilidad al producto. En cuanto a las posibles reacciones adversas, solo se menciona lo siguiente:

Casos aislados (1,6%) de síntomas gastrointestinales leves y transitorios tales como diarrea/ vómito/ inapetencia/ babeo, relacionados con la vía de administración del producto se observaron en estudios clínicos.

Sin embargo, esto no se corresponde con la realidad. Desconocemos la casuística en España, pero en otros países existen ya numerosos testimonios de perros que han sufrido graves efectos adversos, incluyendo la muerte, después de haber ingerido una de estas pastillas. Esto no solo ha ocurrido con Bravecto®, sino también con otros insecticidas de la misma familia (las isoxazolinas), principalmente Nexgard®, y en menor medida, Simparica®, Comfortis®, Credelio® y Vectra-3D®. En el diagrama se pueden ver los informes oficiales de reacciones adversas recibidos por la Agencia Europea del Medicamento con fecha de junio de 2019.

Cifras oficiales a junio de 2019 de la Agencia Europea del Medicamento sobre los efectos adversos y muertes de animales reportados tras la administración de tratamientos frente a pulgas y garrapatas.

Si pinchas en la imagen, tendrás acceso a más información, como por ejemplo el resto de efectos adversos descritos por muchos usuarios de estos productos, que no aparecen en el prospecto:

Un caso de reacción grave a los insecticidas orales.

Investigando un poco por internet, también es fácil encontrar grupos en redes sociales donde algunos cuidadores cuentan sus malas (y tristes) experiencias con estos insecticidas. Personalmente nos impactó el testimonio de Tugba Aksoy. Su veterinaria le recomendó que cambiara el viejo collar antigarrapatas de su perro rescatado Lokum a un comprimido de Simparica® una vez al mes, así sería más cómodo para ella. Tugba siguió sus recomendaciones y esa misma noche se lo dio. A las pocas horas Lokum la despertó con sus aullidos. Cuando fue a ver qué le pasaba a su compañero, vio que estaba convulsionando y que sin duda alguna estaba sufriendo mucho dolor. Lo llevó a un veterinario distinto y este le aseguró que había visto antes este tipo de reacción, y que seguramente se debía a uno de los efectos adversos del medicamento. Desde entonces Lokum sufre episodios de convulsiones, a veces hasta once, una detrás de otra, y ha tenido que ser hospitalizado ante el peligro de morir de un ataque al corazón durante uno de esos ataques. Además sufre fiebre alta y pierde la visión.

A nosotras estos datos nos parecen bastante preocupantes. No queremos ser alarmistas, pero el hecho es que la salud de tu perro y gato puede correr peligro si se le administra algunos de estos productos. Sospechamos que la mayoría de los veterinarios que recomiendan estos insecticidas no son conscientes de la gravedad de algunos de sus efectos adversos, y en todo caso deberían informar de ellos a los clientes. No debemos olvidar que en veterinaria existen unos intereses económicos de las compañías farmacéuticas, igual que existen en medicina humana, y aunque quizá en algún momento puntual sea necesaria la administración de un fármaco, siempre debemos valorar cuidadosamente los riesgos y beneficios que conlleva el uso de ese fármaco.

¿Qué alternativa proponemos?

Nosotras los reservaríamos a casos graves de infestación y jamás nos plantearíamos su administración de manera rutinaria. ¿Qué sentido tiene que un insecticida corra por la sangre del cuerpo de manera continua, si su exposición a pulgas y garrapatas va a ser mínima y una infestación grave es poco probable? Sin duda, la presencia de ese insecticida en el organismo de un perro ha de traer problemas a largo plazo. ¿O es que acaso nosotros ingeriríamos pequeñas dosis de un antimosquitos para que el mosquito muera, en el caso improbable de que nos pique?

Por otra parte, en nuestra clínica ofrecemos alternativas más naturales. Tal vez su efecto no sea tan drástico, y su frecuencia de administración va a ser mayor, con lo cual son tratamientos menos cómodos para el cuidador, pero desde luego tenemos la seguridad de que no vamos a causar esos terribles efectos secundarios siempre que se utilicen de manera correcta. Por ejemplo, hacemos mezclas de aceites esenciales que actúan frente a pulgas, garrapatas y mosquitos. Además de ser repelentes, producen la muerte de esos parásitos. Adaptamos la mezcla a cada individuo, dependiendo de la especie o la presencia de algún tipo de hipersensibilidad. Estos productos no han sido experimentados en animales no humanos, por tanto son más acordes al veganismo.

Y en cuanto a collares antiparasitarios, ofrecemos a nuestros clientes una medalla que utiliza una tecnología a través de ondas escalares, llamada CatanDog’s®, totalmente inocua para nuestros animales pero también de gran eficacia, probada hace años en un estudio científico que se llevó a cabo en la Universidad Complutense de Madrid.

¿Conoces alguno de estos casos de reacciones adversas? Si es así, déjanos un comentario.

Puedes echar un vistazo a nuestra tienda natural para conocer otros productos.

Y si tienes alguna duda o quieres más información, no dudes en pedir cita o contactar con nosotras por el medio que prefieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Veterinaria Natural Alma Vegana S.L. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Comvive.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.